CGTP-Logo
>ADS



2/12/2019

En La Opinión De La Profesora Nelva Reyes Barahona: Por el rescate del Pausílipo.



Hace poco, visité con Athenas y Alhanna, mis nietas, el Pausílipo, para que ellas lo conocieran.

El Pausílipo era una finca del Dr Porras, cuyo nombre es de origen griego, que se le daba a unas colinas que rodeaban la ciudad italiana de Nápoles, fundada por los griegos hacia el año 600 a. C., nos relata el tríptico que se le da a los visitantes.

El Dr. Belisario Porras adquiere esta finca en 1880 a su regreso de Europa, donde había ido a estudiar.

La finca está ubicada en el corregimiento de Tablas Abajo, muy cerca de la playa Las Comadres, en el distrito de Las Tablas.

Según nos relata Omar Ureña, la finca cuenta con dos hectáreas de terreno, donde está construida la casona. La casa fue construida con paredes de adobe, techo de tejas, y madera de la región, tiene dos cuartos donde se encuentra el escritorio usado por el Dr. Porras y una sala de reuniones con sillas de cuero, una mesa de madera tallada, cuenta con corredor típico de las construcciones del interior que la circunda por los costados.

El nombre Pausílipo fue adoptado por el Dr. Porras al registrar esta propiedad ante el notario público el 16 de agosto de 1895.

La casa fue construida en 1889. ‘Durante los años en que el doctor Belisario Porras ocupara la Presidencia de la República fueron muy frecuentes las visitas al Pausílipo. En estas memorables ocasiones la finca abría sus puertas para acoger a gente de diversas extracciones sociales, allí se reunían sencillos campesinos de la región, políticos de gran renombre, embajadores y diplomáticos de muchos países del orbe, además bajo los aleros acogedores de la casona se celebraron varios consejos de Estado, en los que se dirimieron importantes problemas concernientes a asuntos transcendentales para nuestro país; es decir que la Presidencia de la República fue trasladada a la histórica casona en repetidas ocasiones. Así nos manifiesta Omar Ureña, encargado por el INAC.

En 1976, gracias a la acción mancomunada de los municipios de la provincia de Los Santos, la vieja casona, abatida por los años y por la desidia del hombre, más dos hectáreas de terreno adyacente, pasaron a formar parte de los patrimonios de la nación panameña.

‘La Dirección Nacional del Patrimonio Histórico se encarga del proyecto de su ‘Puesta en Valor', para convertirlo en un parque histórico, como homenaje a la portentosa obra del Gobierno del ilustre caudillo liberal y que sirviese de paradigma de nuestras generaciones presentes y futuras.

En 1977 se iniciaron los trabajos de restauración de la casona, se hace el levantamiento de la planta y la fachada del inmueble por el arquitecto Eloy Chan y Demetrio Toral, en su calidad de secretario de la Comisión Nacional Arqueológica y Monumentos Históricos, quien fue el encargado de supervisar los trabajos'.

La biografía del doctor Belisario Porras Barahona nos dice que fue abogado, arquitecto, escritor, poeta, profesor, diplomático, militar-político y periodista. Tres veces presidente de la República: 1912 - 1916, 1916 – 1920, 1920 - 1924. Nació en la ciudad de Las Tablas, el 28 de noviembre de 1856 y muere el 28 de agosto de 1942. Participó en la Guerra de los Mil Días, bajo la posición liberal.

Diferentes obras se impulsaron y se establecieron bajo su administración, tales como la cárcel Modelo, el Banco Nacional, el Registro Civil, y Público, el Hospital Santo Tomás, llamado por sus detractores ‘el elefante blanco', ya que según ellos era muy grande para la época, hay una anécdota que en 1942, cuando habían transcurrido solo 18 años de la inauguración del Hospital Santo Tomás ‘el Dr. Porras acude a atenderse y no había cama', también se nacionalizó la Lotería Nacional de Beneficencia, Archivos Nacionales, entre otros.

Hoy, el Pausílipo, en calidad de urgencia, requiere atención antes que la casona muera.

La casona debe ser un sitio para que quienes lo visiten puedan conocer, por medio de videos, relatos históricos, las obras promovidas e impulsadas por el doctor Porras, y el papel que él jugó al inicio de la República. El INAC, no solo debe ser un instituto, sino un ministerio que cuente con los recursos que se demanden para preservar sitios de nuestra historia, como el Pausílipo.

LA AUTORA ES SECRETARIA GENERAL DE LA CENTRAL GENERAL AUTÓNOMA DE TRABAJADORES DE PANAMÁ (CGTP).

0 comentarios:

Publicar un comentario