CGTP-Logo
CSUADS



Somos una organización Democrática

Apoyamos y defendemos la democracia como sistema de gobierno, convivencia social y sustentación de la Soberanía Nacional, para lo cual luchamos por un proceso creciente de democratización que acoja los siguientes aspectos:

  • Respeto a la voluntad popular y procesos electorales.

  • Democratización y decentralización del Gobierno.

  • Respeto pleno a las organizaciones de los trabajadores.

  • Promoción y democratización de las organizaciones de la sociedad.

  • Desarrollo de la cultura y la formación democrática.

  • Promovemos la democratización de los recursos naturales.




Hablar de la democracia y callar al pueblo es una farsa. Hablar de humanismo y negar a los hombres es una mentira.

Publio Ovidio Nasón (Latín: Publius Ovidius) 43 a.C. - 17 d.C. Poeta Romano.




Conoce nuestro Periódico:Tribuna Sindical

Una voz independiente, con la información mas relevante de nuestra Central y del Movimiento Sindical

Noticias de Interés

4/25/2018

En La Opinión De La Profesora Nelva Reyes Barahona, Secretaria General De La CGTP: El Derecho de los Trabajadores a la Organización Sindical



Los trabajadores del sector público, en Panamá, representan aproximadamente 180,000 servidores, quienes de manera sistemática han sido víctimas de una serie de injusticias sociales que van desde humillaciones, destituciones, acoso laboral, inestabilidad laboral, y cada vez que cambia un Gobierno están en la incertidumbre de ser despedidos, ya que no cuentan con estabilidad laboral.

En casi todos los países de América Latina los trabajadores que laboral para el Estado están organizados en sindicatos. Es más, en algunos países hay más sindicatos del sector público que del sector privado.

Desde mediados de la década del 70 para acá se planteó la posibilidad de que los trabajadores del sector público se organizaran en sindicatos. Ejemplos como los esfuerzos realizados por los trabajadores bancarios, las experiencias en algunas universidades privadas, donde los intentos para la organización sindical han sido infructuosos terminándoles los contratos a los docentes, y en caso de las asociaciones de educadores, algunas se afiliaron a centrales obreras, donde han llevado a cabo una participación de manera unitaria.

En la década del 80 se logró hacer, en casi todos los ministerios, asociaciones, que se unieron para luchar contra las medidas neoliberales que se trataron de imponer. Fenasep tuvo siete jornadas de lucha y en conjunto con el resto del movimiento se logra derogar la Ley que permitía el aumento del ITBM y las reformas a la Ley de la Caja del Seguro Social.

¿Cuántos trabajadores del sector público fueron y han sido despedidos sin tener en consideración el tiempo trabajado, sin pagarles las prestaciones a las cuáles tenían derecho?

Hoy está en la Asamblea Nacional el documento que busca ‘Regular las Relaciones Colectivas Laborales en el Sector Público, con el propósito de garantizar el reconocimiento y plena vigencia de los derechos de Asociación Sindical, de huelga y negociación colectiva, así como un adecuado y eficaz sistema de solución de conflictos'. Este proyecto de Ley es una conquista de los trabajadores panameños, fundamentalmente el sector público. No es justo que los sectores que han logrado la huelga de hecho, quieran negarle el derecho a que más de 180 000 trabajadores tenga la posibilidad de organizarse en sindicato. Hoy se requiere que todos estemos unidos para el beneficio colectivo que significa el tener una norma que permita el derecho a sindicalizarse. Cabe aquí lo señalado por Aníbal Ponce cuando decía en su libro Educación y lucha de clases: ‘… sería peligroso que el maestro llegara a comprender que también es un obrero como los otros, explotado y humillado…'.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), en sus informes en el 2000 y 2004, indica ‘… la única manera de lograr el objetivo de la OIT consistente en un trabajo decente para todos los hombres y mujeres en condiciones de libertad, igualdad y dignidad humana es que estos tengan la posibilidad de expresarse sobre lo que esos conceptos significan para ellos. La Libertad Sindical y de Asociación y el derecho a sindicación y de negociación colectiva son derechos humanos fundamentales, cuyos ejercicios tienen gran trascendencia en las condiciones de trabajo y de vida, así como en el desarrollo y la propagación de los sistemas económicos y sociales'.

Deseo destacar la loable labor realizada por el Dr. Rolando Murgas Torraza en calidad de moderador de la Comisión Tripartita, que llevó a unir en un solo proyecto de manera consensuada una demanda requerida por muchos trabajadores del sector público. La experiencia, el conocimiento de las normas laborales y la autoridad que es el Dr. Murgas no solo para Panamá, sino para toda América Latina, son una garantía para que los trabajadores panameños apoyen y defiendan el proyecto de Ley que, al fin, permitirá organizarse en sindicatos al sector público. Esto llevará a tener mejores condiciones como trabajador/a, y contar con la herramienta que brinda el sindicato para luchar y defender sus derechos de manera colectiva.

El derecho de los trabajadores a realizar huelgas y convenios colectivos que mejoren sus condiciones laborales es un derecho consignados en las normas nacionales e internacionales de las cuales Panamá es signataria. La forma como se ha venido descalificando a los trabajadores pertenecientes al Suntracs, porque reclaman el legítimo derecho de un ajuste salarial, es injusta, cuando se sabe que en un proceso de negociación ambas partes deponen para llegar a un acuerdo. ¿Cuántos trabajadores han dejado sus vidas en la construcción de edificios y proyectos y no ha habido las manifestaciones de repudio a quien no les garantizó la seguridad requerida?

LA AUTORA ES SECRETARIA GENERAL DE LA CENTRAL GENERAL AUTÓNOMA DE TRABAJADORES DE PANAMÁ (CGTP).

4/12/2018

Quiénes son las Trabajadoras y Trabajadores Domésticos, Análisis y Perspectivas Globales según la Organización Internacional del Trabajo



Los trabajadores domésticos constituyen una parte considerable de la fuerza de trabajo en empleo informal y se encuentran entre los grupos de trabajadores más vulnerables. 

Trabajan para hogares privados, con frecuencia sin condiciones de empleo claras, sin estar registrados, y excluidos del alcance de la legislación laboral. En la actualidad, existen al menos 67 millones de trabajadores domésticos en el mundo, sin incluir a los niños trabajadores domésticos, y esta cifra crece a un ritmo constante en los países desarrollados y en desarrollo. 

Aunque un número considerable de hombres trabaja en el sector – con frecuencia como jardineros, chóferes o mayordomos – sigue siendo un sector donde predominan las mujeres: 80 por ciento de todos los trabajadores domésticos son mujeres.

Sus labores pueden incluir tareas como limpiar la casa, cocinar, lavar y planchar la ropa, cuidar de los niños, de los ancianos o de los miembros enfermos de la familia. Trabajan como jardineros, vigilantes o chóferes de la familia e, incluso se ocupan de las mascotas del hogar.


Un trabajador doméstico puede trabajar a tiempo completo o parcial; puede trabajar para una sola familia o para más empleadores; puede vivir en el hogar del empleador o en su propia residencia. Un trabajador doméstico puede estar prestando servicio en un país del cual ella/él no es ciudadano, por tanto denominado trabajador doméstico migrante.



En la actualidad, los trabajadores domésticos con frecuencia reciben salarios muy bajos, tienen jornadas de trabajo muy largas, no tienen garantizado un día de descanso semanal y, algunas veces, están expuestos a abusos físicos, mentales y sexuales o a restricciones de la libertad de movimiento. La explotación de los trabajadores domésticos puede ser, en parte, atribuida a los déficits en la legislación nacional del trabajo y del empleo, y con frecuencia refleja discriminación en relación al sexo, raza y casta.

Condiciones de trabajo deplorables, explotación laboral, y abusos de los derechos humanos son los problemas más graves que enfrentan los trabajadores domésticos. La OIT se compromete a proteger los derechos de los trabajadores domésticos, promover la igualdad de oportunidades y de trato, y mejorar las condiciones de trabajo y de vida. Su estrategia mundial consiste en fortalecer las capacidades y las instituciones nacionales, incluso a través de políticas y reformas legislativas; promover la ratificación y la implementación del Convenio 189 y la Recomendación 201 sobre Trabajadores Domésticos, 2011 ; facilitar la organización de los trabajadores domésticos y de sus empleadores; sensibilización y promoción; y desarrollo de la base de conocimientos y de herramientas políticas.

El Convenio sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos, 2011 (núm. 189), un histórico tratado que establece normas para el trato de los trabajadores domésticos, afirma que los trabajadores domésticos, como los otros trabajadores, tienen derecho al respeto y la protección de sus principios y derechos fundamentales en el trabajo, y a una protección mínima. El convenio establece un marco de normas mínimas con respecto a:

Promoción y protección de los derechos humanos
Principios y derechos fundamentales en el trabajo
Términos y condiciones de empleo
Horas de trabajo
Remuneración
Seguridad y salud en el trabajo
Seguridad social
Grupos con riesgos especiales: niños trabajadores domésticos, trabajadores que viven en el hogar del empleador, trabajadores domésticos migrantes
Agencias de empleo privadas
Resolución de disputas, reclamaciones y cumplimiento.

···
Fuente: OIT / ILO

4/11/2018

En la Opinión de la profesora Nelva Reyes Barahona, Secretaria General de la CGTP: Visibilizar el trabajo de los trabajadores domésticos



Al cumplirse el primero de abril tres años de que Panamá ratificó el Convenio Sobre el Trabajo Decente para las Trabajadoras y Trabajadores domésticas, se hace necesario brindar un seguimiento a la aplicación del mismo en nuestro país. La Conferencia Internacional del Trabajo aprobó el presente convenio el 16 de junio de 2011.

El Convenio cuenta de 27 artículos, cada uno de los mismos contiene derechos, que van desde la valorización del trabajo que hace una trabajadora doméstica, así como el derecho a organizarse sindicalmente, como también a las prestaciones sociales (seguro social, décimo tercer mes, vacaciones), así como también el derecho al día de descanso, estipular la jornada laboral de ocho horas, la no discriminación, el derecho a la educación y a la salud. Es necesario que la sociedad panameña, vea y sea consciente de que el trabajo que realizan las trabajadoras del hogar o domésticas tiene que ser valorado igual que el trabajo que se realiza en cualquier otro sector, ya sea industrial, comercial, agrícola, u otra actividad.

El convenio dice en el numeral dos lo siguiente:

2.— ‘Todo miembro deberá adoptar en lo que respecta a los trabajadores domésticos las medidas previstas en el presente convenio, para respetar, promover y hacer realidad los principios y derechos fundamentales en el trabajo saber:

A— la libertad de asociación y la libertad sindical y el reconocimiento efectivo del derecho de negociación colectiva.

B— la eliminación de todas las formas del trabajo forzoso u obligaciones.

C— la abolición efectiva del trabajo infantil y

D— la eliminación de la discriminación en materia de empleo y ocupación.

Desde hace 30 años hemos venido demandando la necesidad de organización de las trabajadoras domésticas, dadas las condiciones inhumanas a las que han sido sometidas muchas trabajadoras que vienen de la comarca, del campo con la esperanza de ayudar a su familia, de poder estudiar y lograr una superación. La obtención de la personería jurídica del Sindicato Nacional de trabajadoras del Hogar y Afines es una conquista de una demanda histórica para cerca de 64 mil mujeres y siete mil hombres que día a día contribuyen con el país. El Convenio 189, es una herramienta para todas las trabajadoras del mundo de los países que han ratificado el convenio, les permite a estas trabajadoras/es mejorar sus condiciones de vida, y que el trabajo que realicen ocupe las características de trabajo decente.

El Convenio en su artículo 5 dice:

‘Todo miembro deberá adoptar medidas para asegurar que los trabajadores domésticos gocen de una protección efectiva contra toda forma de abuso, acoso y violencia'. Se comprende que el Convenio al señalar ‘todo miembro deberá…' se refiere al Estado que ratifica el Convenio. Este es un aspecto muy importante, ya que de muchas trabajadoras domésticas se abusó por su desconocimiento de las normas establecidas, y se abusa en todo el sentido de la palabra, por ello valoramos la aprobación de este Convenio. Sin embargo, al señalar la importancia de este, se requiere que se aplique el mismo. Y solo se podrá aplicar en la medida en que se esté organizada y de manera conjunta luchar para defender los derechos de las y los trabajadores del hogar.

El Artículo n.º 6 dice: ‘Todo miembro deberá adoptar medidas a fin de asegurarse de que los trabajadores domésticos, como los demás trabajadores en general, disfruten de condiciones de empleos equitativos y condición de trabajo decente, así como si residen en el hogar para el que trabajan, dé condiciones de vida decente que respeten su privacidad'.

Hoy, las trabajadoras del hogar requieren que haya en el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral una comisión responsable de velar para que lo establecido en el Convenio 189 no sea letra muerta y la norma se aplique.

Hoy, se cuenta con una herramienta que tiene el objetivo de organizar, brindarles el proceso de formación y de luchar en conjunto por sus demandas, para ello se logra el Sindicato Nacional de Trabajadoras del Hogar (Sinatha). Y su secretaria general es Rufina Venado.

LA AUTORA ES SECRETARIA GENERAL DE LA CENTRAL GENERAL AUTÓNOMA DE TRABAJADORES DE PANAMÁ (CGTP).

CGTP participa en Congreso Internacional de ADS, Organizacion Internacional que se consolida y representa a 25 millones de trabajadores



La CGTP a través de su Secretaria General la profesora Nelva Reyes Barahona, participó activamente la celebración de la reunión plenaria de Alternativa Sindical de las Americas ADS, celebrada en la sede de Força Sindical en Sao Paulo, Brasil; compartimos un extracto elaborado por nuestros compañeros de la central de trabajadores brasileña, quienes fungieron como anfitriones para esta importante reunion de los trabajadores latinoamericanos adheridos a ADS.
______

La dirección de la ADS (Alternativa Sindical de las Américas), una central sindical que representa a 25 millones de trabajadores latinoamericanos y caribeños, inició hoy (día 11) la primera reunión tras su creación ocurrida hace un año en Bogotá, Colombia. En la apertura, el presidente de la entidad, el colombiano Júlio Roberto Gomes, reafirmó los principios que guiaron la constitución de la central, entre ellos la unidad, la solidaridad y la independencia. "No podemos comprometernos con gobiernos, partidos políticos, religiones y empresarios. Debemos luchar en la defensa de los intereses de los trabajadores ", dijo. Nilton de Souza, Neco, secretario general de ADS y secretario internacional de la Força Sindical, destacó el crecimiento de ADS, que fue fundada por 12 entidades y hoy cuenta con 26.

"Este crecimiento", declaró Neco, "es fruto del compromiso de las entidades que integran ADS. Está demostrado que estamos en el camino correcto y no podemos caer en la cantilena que oímos de que el movimiento sindical tiene que reinventarse. No podemos caer en este canto de sirena. En varios países vemos las reformas de las élites de todos los matices, no sólo los neoliberales, promueven para masacrar a los trabajadores. "Quieren aniquilarse y tenemos que resistir y luchar", enfatizó.

El secretario general de Força Sindical, João Carlos Gonçalves, Juruna, habló sobre los cambios que ocurren en el mundo y que afectan a nuestras vidas. "Antes estos cambios venían del Océano Atlántico para acá y ahora de los países del Océano Pacífico", subrayó. Para él, el neoliberalismo prosperó mucho y los trabajadores tuvieron pérdidas, por ejemplo, la negociación tripartita no funcionó. Juruna también observó que hay que discernir las denuncias de corrupción que se hacen. "Muchas veces son denuncias falsas usadas para acabar con movimientos de interés de los trabajadores".

Miguel Torres, presidente del Sindicato de los Metalúrgicos de São Paulo y de la CNTM, destacó la importancia de la creación de la ADS para ampliar el debate sobre temas que interesan a los trabajadores, especialmente en este momento de intento de retirada de derechos en Brasil.

María Auxiliadora de los Santos, secretaria nacional de la Mujer de Força Sindical, afirmó que la reforma laboral perjudicó a los trabajadores, especialmente a las mujeres, que corren el riesgo de convertirse en diaristas en las industrias.

Sergio Luiz Leite, Serginho, presidente de la Federación de Químicos ESP, enfatizó que ADS necesita luchar en la defensa de los trabajadores y de la democracia. "Sugiero a ADS que denuncie que están queriendo moverse la democracia, para evitar que tengamos candidato vinculado al movimiento sindical. También defendemos la libertad del ex presidente Lula".

Edson Bicalho, representante de IndustriALL, compartió la opinión de Serginho y relató el trabajo de IndustriALL. Eusebio Pinto, vicepresidente de la Força Sindical en Rio de Janeiro, dijo compartir la construcción de ADS. "Nuestra región tiene una historia secular de explotación de los trabajadores por el capital. "Estamos viviendo un difícil momento de la vida nacional. Quieren quitar los derechos de los trabajadores, pero estamos resistiendo ".

La reunión de ADS tuvo observadores de dos países: José Joaquim Laurindo, miembro del Consejo de la Unta-CS, de Angola, y Vladimir Derbin, presidente de la Federación de Sindicatos de San Petersburgo y de la región de Leningrado, en Rusia.

José Laurindo destacó la importancia de participar del evento para dar solidaridad a las organizaciones sindicales de ADS.

Derbin afirmó que reuniones con sindicatos afiliados a la Fuerza, y en esta de ADS, fueron provechosas para entender el sindicalismo brasileño, que es muy diferente de su país. "Para nuestra delegación fue una gran suerte asistir a la reunión de ADS porque tuvimos la oportunidad de mantener contacto con sindicalistas de América Latina y el Caribe".

Derbin habló sobre la revolución rusa, el paso del sistema socialista al sistema capitalista, que fue un período difícil. "Hemos ganado este período gracias a nuestra organización. En la época perdimos muchos asociados, pero hoy hemos asociado el 43% de los trabajadores. Hoy no tenemos apoyo financiero del gobierno y cada asociado paga su contribución "


Puede leer el artículo original en portugués en el siguiente link: