CGTP-Logo
>ADS



Somos una organización Democrática

Apoyamos y defendemos la democracia como sistema de gobierno, convivencia social y sustentación de la Soberanía Nacional, para lo cual luchamos por un proceso creciente de democratización que acoja los siguientes aspectos:

  • Respeto a la voluntad popular y procesos electorales.

  • Democratización y decentralización del Gobierno.

  • Respeto pleno a las organizaciones de los trabajadores.

  • Promoción y democratización de las organizaciones de la sociedad.

  • Desarrollo de la cultura y la formación democrática.

  • Promovemos la democratización de los recursos naturales.




Hablar de la democracia y callar al pueblo es una farsa. Hablar de humanismo y negar a los hombres es una mentira.

Publio Ovidio Nasón (Latín: Publius Ovidius) 43 a.C. - 17 d.C. Poeta Romano.




Conoce nuestro Periódico:Tribuna Sindical

Una voz independiente, con la información mas relevante de nuestra Central y del Movimiento Sindical

Noticias de Interés

7/03/2019

En La Opinión De La Profesora Nelva Reyes Barahona: Gobiernos y promesas.




El 1 de julio inicia su mandato el presidente electo Laurentino Cortizo y lo deja el presidente Juan Carlos Varela.

El presidente Varela se había comprometido con las/los trabajadores, gremios profesionales y técnicos, promotores de derechos humanos, defensa del medio ambiente, organizaciones sociales, cívicas y ciudadanos, por medio de su firma, a que, de ganar las elecciones, ejecutaría y cumpliría los 25 puntos establecidos en el acuerdo – compromiso con el Frente Nacional por la Defensa de la Democracia.

Desde luego, las mismas no se cumplieron, por ejemplo: ‘Agua Potable 24/7 sin privatizar ni tercerizar el Idaan y los acueductos rurales. Revisar, cancelar y revertir las concesiones que afectan el medio ambiente, tales como minería a cielo abierto, explotación hídrica, así como detener la destrucción de los humedales y otras actividades depredadoras del medio ambiente. Además de exigir a aquellas concesiones que estén operando, que lo hagan dentro de las normas internacionales estrictas, so pena de la pérdida de la concesión'. ‘Dotar al sector salud de los recursos suficientes y los sistemas eficientes para brindar servicios de alta calidad y calidez' El punto 24 señalaba: ‘Nos comprometemos a convocar prioritariamente una Asamblea Constituyente para que redacte un Nuevo Pacto Social'. Hemos indicado algunos de los puntos establecidos en el Acuerdo – Compromiso con que se comprometió el hoy expresidente Varela, los cuales no se cumplieron, además de otros no menos importantes. El expresidente Varela solo miró hacia el sector empresarial no así hacia los sectores sindicales, gremiales y sociales de este país.

Pareciera que la tónica del nuevo presidente es la misma del expresidente Varela, no se reunió ni asistió al Consejo Nacional de Trabajadores Organizados (CONATO), tampoco se hizo presente el 22 de marzo en el conversatorio donde la Central General Autónoma de Trabajadores de Panamá (CGTP) presentó 25 medidas urgentes para la justicia social y la profundización de la democracia en Panamá, tampoco asistió al foro de los gremios magisteriales, agrupados en la Unión Nacional de Educadores de Panamá (UNEP).

Hoy, nos quieren vender una situación crítica de la economía nacional, nunca hubo expresiones de ajustes salariales y mejoras en las condiciones laborales, cuando se dio crecimiento en la economía nacional para beneficio de la población.

Ahora se requiere que los 679 mil trabajadores de la economía informal cuenten con un trabajo digno que les garantice su seguridad social, salario y prestaciones a las cuales todos los trabajadores tienen derecho. Se requiere un aumento general de salarios, estabilidad laboral para todos los trabajadores del sector público, y prohibición de la tercerización laboral y combatir frontalmente la informalidad, de igual manera el derecho que tienen las y los trabajadores a organizarse sin cortapisa, como lo son los contratos tras contratos negándoles de esta forma el derecho a organizarse sindicalmente, caso particular de las mujeres y hombres que laboran en el comercio, en el sector bancario entre otros.

Hay que impulsar una reforma agraria y un nuevo régimen de tenencia de la tierra que acabe con los latifundios y favorezca a los pequeños y medianos propietarios. De igual manera, establecer un verdadero sistema de regulación de precios a los productos de la canasta básica, que proteja al consumidor y a los productores, controlando el margen de ganancia de los intermediarios.

Por un reordenamiento del sector salud desde una perspectiva de salud pública, preventiva con acceso y cobertura universal, calidad, equidad y eficiencia. Además, en el caso de la Caja de Seguro Social, se requiere volver al Sistema Solidario.

A nivel de la Educación se necesita minimizar el porcentaje de las escuelas primarias multigrados, el 70 % de ellas son multigrados, de igual manera estas han sido llevadas a premedia y media y, como si esto fuese poco, a los sectores humildes de este país se les han llevado las escuelas telebásicas, las cuales cuentan con un profesor para 13 asignaturas. Nos preguntamos ¿dónde está la calidad de la educación? Hay discriminación hacia todos los estudiantes que tienen que asistir a un centro educativo multigrado que solo reciben los esenciales mínimos de lo mínimo. Pero también demandamos la eliminación de las escuelas y aulas ranchos.

El sector empresarial se ha aprovechado participando en las licitaciones del Meduca; se las ganan, ponen malos materiales, no cumplen en los tiempos de entrega, como ejemplo tenemos una serie de escuelas que tienen más de cuatro años de haber iniciado su construcción y aún no son entregadas.

En el plano de ambiente, planteamos la necesidad de establecer moratoria nacional a los proyectos de minería a cielo abierto e hidroeléctricas e implementación de política nacional ‘Panamá Verde'.

Aspiramos a un país donde el ser humano sea lo más importante, y no las empresas que vienen a esquilmar nuestros recursos y nuestras vidas.

SECRETARIA GENERAL DE LA CENTRAL GENERAL AUTÓNOMA DE TRABAJADORES DE PANAMÁ (CGTP).

6/20/2019

Cien años de la OIT y surgimiento de organizaciones sindicales y gremiales en Panamá


La Organización Internacional del Trabajo (OIT) fue fundada el 11 de abril de 1919, han transcurrido cien años de elaboraciones de convenios que han permitido una relación de diálogos y respeto entre los sectores que intervienen en la relación laboral.

Estos cien años han significado revoluciones y contrarrevoluciones, conquistas logradas, así como pérdidas de algunas de ellas.

Desde inicios de Panamá como República en 1903, surgieron como una necesidad de las y los trabajadores organizaciones que se enfrentaron a los Gobiernos de turno, como también demandaron conquistas que se requerían. Para ello se dio la organización de distintos grupos demandando sus reivindicaciones. En 1921 se funda la Federación Obrera de la República de Panamá, teniendo como uno de los principales fundadores a Domingo H. Turner; también en 1921 se constituye el Grupo Comunista, siendo José María Blázquez de Pedro uno de sus integrantes, a quien se le ha llamado el padre del sindicalismo panameño.

En 1924 se funda el Sindicato General de Trabajadores, el cual tuvo prestantes figuras como Domingo H. Turner y Diógenes de la Rosa, entre muchos otros. En 1938 se creó la Confederación de Trabajadores de América Latina (Cetal) y bajo los auspicios de esta se crea la Federación Sindical de Trabajadores de Panamá, en la que participan, además de Domingo H. Turner, Diógenes de la Rosa y Hugo Víctor, entre otros.

La década del cuarenta fue muy rica y de variada participación. Así tenemos que en 1944 se funda el Magisterio Panameño Unido, dirigido por Sara Sotillo, en 1945 se crea la Asociación de Profesores de la República de Panamá (Asoprof), se funda la Federación Sindical de Trabajadores de Panamá (FSTP) hoy (FSTRP), conformada por el Sindicato de Mecánicos y Metalúrgicos, el Sindicato Nacional de Carpinteros y la Asociación de Cantineros y Saloneros de Panamá, la cual fue dirigida en sus inicios por Juan Valdez Méndez. El 1 de noviembre de 1947, mediante la Ley 67, se aprueba el primer Código de Trabajo panameño.

El 4 de octubre de 1959, la Unión Sindical de Trabajadores de Oficios Mixtos de Colón (Ustom) emprende la 'Marcha del Hambre y la Desesperación', que se realiza de Colón a la ciudad de Panamá, al llegar a la sede del Palacio Legislativo no son atendidos, se toman el Palacio. La Ustom demandaba, salario mínimo de B0.45 por hora; rebaja de los alquileres de vivienda en un 50 %; aprobación de un Código Agrario y creación de nuevas fuentes de trabajo. De manera violenta, la Guardia Nacional desalojó el recinto y detuvo a todos sus dirigentes; en 1956 se funda la CTRP y en la década de 1970 se fundan la CNTP, el Suntracs y la CGTP; en la década del 80, Fenasep.

Ha sido la existencia de las organizaciones sindicales y gremiales en estos cien años de la OIT lo que ha permitido lograr conquistas para el movimiento sindical y social panameño. Hemos mantenido muchas, pero hemos perdido algunas.

Gobiernos neoliberales reformaron el Código de Trabajo en 1995, con la Ley 44, eliminaron las jubilaciones especiales, privatizaron los servicios básicos como la luz y el teléfono, la reforma a la Ley de la Caja de Seguro Social, entre otros.

La Organización Internacional del Trabajo cumple su primer Centenario. La función de la OIT es ‘desarrollar y promover un sistema de normas internacionales del trabajo en el cual el hombre y la mujer disfruten de igualdad de oportunidades y puedan tener un trabajo en condiciones de libertad y dignidad humana. Sin embargo, para la OIT no se trata de un trabajo cualquiera, sino de un trabajo decente. La OIT desarrolla labor en varios frentes: la promoción de los derechos fundamentales en el trabajo, las mayores oportunidades para la creación de empleos, la ampliación de la protección social para todos y el fortalecimiento del diálogo social y de los interlocutores sociales…' Además, el Preámbulo de la Constitución de la OIT señala que existen condiciones de trabajo que entrañan tal grado de injusticia, miseria y privaciones para gran número de seres humanos que el descontento causado constituye una amenaza para la paz y armonía universal y considerando que es urgente mejorar dichas condiciones…'.

La OIT es un 'organismo tripartito, porque en ella participan tres partes involucradas en la problemática laboral, Gobiernos, las y los empleadores y las y los trabajadores. Se elaboran convenios que son un conjunto de normas internacionales de trabajo que imponen obligaciones a los Estados, cuya finalidad es mejorar las condiciones de empleo en todo el mundo'.

Saludos a la OIT, deseando un nuevo siglo con una mayor presencia de los organismos regionales en el acompañamiento a todas las organizaciones sindicales y gremiales.

SECRETARIA GENERAL DE LA CENTRAL GENERAL AUTÓNOMA DE TRABAJADORES DE PANAMÁ (CGTP).

6/04/2019

En La Opinión De La Profesora Nelva Reyes Barahona: Solidaridad con Edgardo Voitier


Edgardo Voitier es uno de los integrantes del Frente Amplio de Colón, defensor de los derechos de las y los trabajadores, ha luchado en contra de las privatizaciones en nuestro país, pilar fundamental en la lucha en contra de la política del Sr. Ricardo Martinelli, cuando este quiso vender los terrenos de la Zona Libre de Colón. En aquella ocasión fue despedido de su trabajo, al asumir el Gobierno el presidente Juan Carlos Varela es reintegrado a su labor.

Al mantener Voitier una posición en defensa de las y los trabajadores con el pueblo colonense, al anunciar una huelga general en Colón, lo trasladan de Aduanas de Puerto de Cruceros Colón 2000, ubicada en la ciudad de Colón, hacia la aduana de Maxum, ubicada en la carretera Transístmica, cerca de la jurisdicción de la provincia de Panamá. El segundo traslado es el que se le realiza hacia Guabito, limítrofe con la República de Costa Rica, violentando los legítimos derechos que como trabajador tiene para defender la justicia, los derechos humanos y a tener una vida digna, no de manera individual, sino colectiva. He allí la importancia de la lucha a la que los Gobiernos le temen, cuando se busca el bien común.

Los Gobiernos no respetan los derechos que están consagrados en la Constitución y en las normas internacionales que ellos mismos han ratificado.

La Constitución Política de Panamá señala en su artículo 38 lo siguiente: ‘Los habitantes de la República de Panamá tienen derecho a reunirse pacíficamente y sin armas para fines lícitos. Las manifestaciones o reuniones al aire libre no están sujetas a permisos y solo se requiere para efectuarlas aviso previo a la autoridad administrativa local, con anticipación de 24 horas...'.

El deber que tenemos todas/os los panameños de luchar y defender nuestros derechos es lo que hoy ha permitido a la mayoría de la población tener aún algunas conquistas. Actualmente tenemos en el caso de las mujeres el fuero y la licencia de maternidad, el derecho a organizarnos en asociaciones y sindicatos, faltan trabajadores que aún no lo pueden hacer, ejemplo de ellos son los trabajadores bancarios; la jornada de ocho horas, el derecho a realizar convenios colectivos, el derecho a la educación y a la salud, entre muchos otros. Estos derechos se han mantenido por la existencia de organizaciones sindicales y gremiales.

Sin embargo, la persecución en contra del compañero Edgardo Voitier no ha terminado. La Autoridad Nacional de Aduanas le ha negado la solicitud de sus vacaciones, sin ninguna razón válida, la negación al derecho a viático, aprobado para otros y negado a Voitier, y actualmente realiza sus labores en las peores condiciones de trabajo (sin luz eléctrica, sin agua, bajo el sol y la lluvia y sin ningún tipo de protección).

Señor Presidente: Contra estas formas represivas y persecutorias luchamos en tiempos de la dictadura militar, lo hicimos durante el Gobierno del Señor Martinelli. Le demandamos que cese la persecución y acoso laboral en contra del compañero Edgardo Voitier y que se le retorne a su posición original en Aduanas a la provincia de Colón.

Las medidas tomadas por las autoridades de Aduanas son medidas que van en contra del legítimo pueblo, a demandar respuestas a sus necesidades, a demandar justicia a quienes gobiernan, ya que han mirado al minúsculo lado empresarial, sin tomar en cuenta a la mayoría que conforma este país.

La defensa que hacemos para que los derechos del compañero Edgardo Voitier sean restablecidos, la hacemos convencida de que la justa demanda que por décadas ha llevado el pueblo colonense a luchar por mejores condiciones de vida, sin dejar de mencionar luchas como la huelga de hambre y desesperación con el compañero Andrés Galván, 1959, el asesinato de Juan Navas Pájaro, aquel 6 de junio de 1966.

Son las luchas por y para la gente, que nos llevan a que hagamos una fuerza común y obliguemos a las autoridades a restablecer en su puesto original de trabajo al compañero Edgardo Voitier.

SECRETARIA GENERAL DE LA CENTRAL GENERAL AUTÓNOMA DE TRABAJADORES DE PANAMÁ (CGTP).

5/21/2019

En La Opinión De La Profesora Nelva Reyes Barahona:‘Por trabajo decente y digno para todas las y los trabajadores'



La Organización Internacional del Trabajo (OIT), ha indicado que un trabajo decente es aquel que le garantiza al trabajador/a las prestaciones básicas, como: seguridad social, vacaciones, y todas las prestaciones establecidas en las normas nacionales e internacionales ratificada por Panamá.

En Panamá, miles de trabajadoras/es carecen de lo establecido por la OIT sobre lo que es un trabajo decente.

Según los datos que nos brinda el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC), las actividades que más aportan al crecimiento de la economía son: Comercio al por mayor y menos, 17,9 %; la Construcción, 15,2 %; Transporte, Almacenamiento y Comunicación, 13,6 %; Intermediación Financiera, 7,4 %; y, Actividades Inmobiliarias, Empresariales y Alquiler, 7,3 %. Totalizando 61,4 %. Estas cinco actividades muestran una alta concentración de la economía en las actividades de comercio y servicios, mientras que las actividades del sector primario y secundario como la Agricultura, Ganadería, Caza y Silvicultura aportan 1,9 %, la Industria Manufacturera 5,1 % y el Suministro de Electricidad, Gas y Agua 4.0 %.

'La especialización de la economía panameña en las actividades del sector terciario generan, a su vez, un desequilibrio regional al concentrarse la actividad económica en las ciudades de Panamá y Colón, mientras que el resto del país depende principalmente del sector primario, que aporta apenas el 2 % de la economía y representa alrededor del 50 % de la población. Lo cual genera una gran inequidad en la distribución del ingreso', nos indica el licenciado Augusto García.

Según el INEC, en la encuesta del mercado laboral, elaborada en agosto de 2018, la población en edad de trabajar en Panamá es de 3 038 407 personas, de las cuales 1 986 940 personas es la población económicamente activa, lo que representa una tasa de población del 65.4 %.

De la población económicamente activa 1 103 601 son hombres y 765 001 son mujeres, lo que representa un incremento en la población ocupada de 82 753 personas entre 2017 y 2018.

De esta población el 14,2 % se encuentra en el sector primario, el 18.8 % se ubica en el sector secundario y el 67.0 % se ocupa en el sector terciario de la economía, en este sector laboran 1 251 963 personas.

En el comercio, aproximadamente 84 000 trabajadores no pueden organizarse sindicalmente, ya que laboran de contrato en contrato, no son sujetos de créditos para obtener una vivienda, y viven en la incertidumbre de si se les cancela o renueva cada tres meses el contrato.

Trabajadores que viven de la economía informal, es decir trabajadores que no tienen contrato de trabajo, no cuentan con un salario fijo, no tienen décimo tercer mes, no pueden hacer uso de vacaciones, ya que si no trabajan no cuentan con remuneración, en estas condiciones trabajan 679 166 personas, lo que representa el 43 % de los ocupados. Las condiciones en las cuales se ven obligados a subsistir estos trabajadores son injustas, inhumanas; y, no se ajustan o lo establecido por la Organización Internacional del Trabajo, de la cual Panamá es signataria. Además, es importante indicar ‘que 101 084 trabajadores informales, el 15 % del total, se ubican dentro de las empresas del sector formal, lo que refleja una situación de violación a la Ley laboral en estas empresas'.

La Central General Autónoma de Trabajadores de Panamá (CGTP), en las 25 medidas urgentes para la justicia social y la profundización de la democracia en Panamá, planteó a la y los candidatos en ese momento, en el punto 9 de las medidas, prohibir la tercerización laboral y combatir frontalmente la informalidad, e impulsar una reforma agraria y un nuevo régimen de tenencia y titulación de tierras que acabe con los latifundios y favorezca al sector campesino y a los pequeños y medianos propietarios.

El deterioro de las condiciones laborales de las y los trabajadores panameños se ha profundizado, lo cual requiere que las exigencias que se han venido plasmando desde diversos sectores sean miradas con la rapidez y prontitud que se amerita en bien de las familias panameñas y en cumplimiento de los más básicos y elementales derechos humanos.