CGTP-Logo
>ADS



3/01/2018

Sindicato Nacional de Trabajadoras del Hogar y Similar, una Conquista de las Trabajadoras Domésticas

Rufina Venado recibe de las autoridades del Mitradel la personería jurídica del sindicato en presencia de  la profesora Nelva Reyes Barahona Secretaria General de la CGTP.

Rufina Venado aún no termina de asimilar el hecho de que el Ministerio de Trabajo le haya otorgado la personería jurídica del Sindicato Nacional de Trabajadoras del Hogar y Similar el pasado miércoles 28 de febrero. Desde ese día, dijo este viernes en una entrevista con La Estrella de Panamá , su teléfono móvil no para de sonar.

La llaman para felicitarla y otras trabajadoras del hogar o domésticas, como comúnmente se les conoce, para interesarse por el sindicato.

Venado reside en Unión Santeña, del distrito de Chepo, y labora tres días a la semana en una casa familiar en la ciudad capital.

Ella tenía planes de jubilarse, pero a raíz de su lucha por crear el sindicato ha decido continuar y este viernes viajó a la comarca Ngábe Buglé, de donde es oriunda, para continuar con este proceso de organización de las mujeres. ‘Este sindicato no solo es para luchar por las mujeres u hombres que actualmente laboran, sino las que en el futuro consiguen este empleo', dijo Venado, sentada en una oficina de la Central General Autónoma de Trabajadores de Panamá (CGTP). A su lado se encontraba la secretaria general de la central obrera, Nelva Reyes.

El nuevo sindicato fue fundado por 65 trabajadoras del hogar encabezadas por Venado que, después de un año de reuniones, entre ánimos y desánimos —y con la asesoría de la CGTP— finalmente han conseguido la personería jurídica.

En el país hay 64,000 mujeres que son trabajadoras domésticas y 7,000 hombres que realizan esta labor, según cifra de la CGTP. Sin embargo, a juicio de Reyes, la cifra puede ser mayor porque hay muchas trabajadoras domésticas, especialmente extranjeras, que no están contabilizadas.

‘No ha sido fácil organizar a las compañeras porque todas trabajamos y tomar el domingo para las reuniones, cuando muchas aprovechan para estar con su familia, es difícil', indicó Venado.

Otras sentían temor de asistir porque consideraban que corrían el riesgo de perder el empleo. Pero aún así, narra Venado, le daban la cédula para inscribir el sindicato.

La dirigente cuenta que tiene la suerte de que su jefa entiende la necesidad de que ellas se organicen, lo que facilitó un poco el proceso para crear el sindicato.

Ahora, Venado está enfocada en hacer crecer el sindicato y para eso convoca a todas las trabajadoras domésticas a una reunión el domingo 18 de marzo en la CGTP.

Nota de José Arcia | La Estrella de Panamá 

0 comentarios:

Publicar un comentario