CGTP-Logo
>ADS



5/21/2019

En La Opinión De La Profesora Nelva Reyes Barahona:‘Por trabajo decente y digno para todas las y los trabajadores'



La Organización Internacional del Trabajo (OIT), ha indicado que un trabajo decente es aquel que le garantiza al trabajador/a las prestaciones básicas, como: seguridad social, vacaciones, y todas las prestaciones establecidas en las normas nacionales e internacionales ratificada por Panamá.

En Panamá, miles de trabajadoras/es carecen de lo establecido por la OIT sobre lo que es un trabajo decente.

Según los datos que nos brinda el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC), las actividades que más aportan al crecimiento de la economía son: Comercio al por mayor y menos, 17,9 %; la Construcción, 15,2 %; Transporte, Almacenamiento y Comunicación, 13,6 %; Intermediación Financiera, 7,4 %; y, Actividades Inmobiliarias, Empresariales y Alquiler, 7,3 %. Totalizando 61,4 %. Estas cinco actividades muestran una alta concentración de la economía en las actividades de comercio y servicios, mientras que las actividades del sector primario y secundario como la Agricultura, Ganadería, Caza y Silvicultura aportan 1,9 %, la Industria Manufacturera 5,1 % y el Suministro de Electricidad, Gas y Agua 4.0 %.

'La especialización de la economía panameña en las actividades del sector terciario generan, a su vez, un desequilibrio regional al concentrarse la actividad económica en las ciudades de Panamá y Colón, mientras que el resto del país depende principalmente del sector primario, que aporta apenas el 2 % de la economía y representa alrededor del 50 % de la población. Lo cual genera una gran inequidad en la distribución del ingreso', nos indica el licenciado Augusto García.

Según el INEC, en la encuesta del mercado laboral, elaborada en agosto de 2018, la población en edad de trabajar en Panamá es de 3 038 407 personas, de las cuales 1 986 940 personas es la población económicamente activa, lo que representa una tasa de población del 65.4 %.

De la población económicamente activa 1 103 601 son hombres y 765 001 son mujeres, lo que representa un incremento en la población ocupada de 82 753 personas entre 2017 y 2018.

De esta población el 14,2 % se encuentra en el sector primario, el 18.8 % se ubica en el sector secundario y el 67.0 % se ocupa en el sector terciario de la economía, en este sector laboran 1 251 963 personas.

En el comercio, aproximadamente 84 000 trabajadores no pueden organizarse sindicalmente, ya que laboran de contrato en contrato, no son sujetos de créditos para obtener una vivienda, y viven en la incertidumbre de si se les cancela o renueva cada tres meses el contrato.

Trabajadores que viven de la economía informal, es decir trabajadores que no tienen contrato de trabajo, no cuentan con un salario fijo, no tienen décimo tercer mes, no pueden hacer uso de vacaciones, ya que si no trabajan no cuentan con remuneración, en estas condiciones trabajan 679 166 personas, lo que representa el 43 % de los ocupados. Las condiciones en las cuales se ven obligados a subsistir estos trabajadores son injustas, inhumanas; y, no se ajustan o lo establecido por la Organización Internacional del Trabajo, de la cual Panamá es signataria. Además, es importante indicar ‘que 101 084 trabajadores informales, el 15 % del total, se ubican dentro de las empresas del sector formal, lo que refleja una situación de violación a la Ley laboral en estas empresas'.

La Central General Autónoma de Trabajadores de Panamá (CGTP), en las 25 medidas urgentes para la justicia social y la profundización de la democracia en Panamá, planteó a la y los candidatos en ese momento, en el punto 9 de las medidas, prohibir la tercerización laboral y combatir frontalmente la informalidad, e impulsar una reforma agraria y un nuevo régimen de tenencia y titulación de tierras que acabe con los latifundios y favorezca al sector campesino y a los pequeños y medianos propietarios.

El deterioro de las condiciones laborales de las y los trabajadores panameños se ha profundizado, lo cual requiere que las exigencias que se han venido plasmando desde diversos sectores sean miradas con la rapidez y prontitud que se amerita en bien de las familias panameñas y en cumplimiento de los más básicos y elementales derechos humanos.

5/07/2019

Nota Pública al Presidente Electo de Panamá



Reciba nuestros saludos, por haber logrado junto a su equipo de trabajo obtener el mayor porcentaje de votos a su favor para dirigir el país.

Es oportuna la ocasión para indicar que en el periodo de campaña la Central General Autónoma de Trabajadores de Panamá, (CGTP), mediante un acto público, presentó los planteamientos para exponer el conjunto de medidas urgentes a tomar por cualquiera que ganase las elecciones. Ud. no participó en el evento antes señalado, Ud. pudo asistir.

Al ser elegido presidente de la República, nos permitimos presentarle lo que planteamos la tarde del 22 de marzo en nuestras instalaciones, donde expusimos que las 25 medidas urgentes para enrrumbar el país, las íbamos a impulsar desde el día uno de quien ganase la Presidencia de la República.

La propuesta de la CGTP contempla nueve pilares que consideramos fundamentales para un plan de país sólido y refleja nuestra convicción de que el futuro de Panamá no debe depender de quienes ostentan el poder económico, sino de la labor que a diario aportan los trabajadores, campesinos, mujeres, amas de casa, indígenas y trabajadores en general, que día a día aportan su grano de arena en la construcción de este país.

Los nueve pilares tienen como ejes: la Economía, Educación, Salud, Ambiente, Mujeres, Población Indígena y Población Afro, Seguridad, Institucionalidad, Migración y Poder Político.

En el aspecto económico indicamos: 

+ Restablecer la planificación económica de país y establecer un plan nacional de desarrollo a 20 años, donde la prioridad sea reactivar el agro y la industria, aprovechando las ventajas comparativas que nos da nuestra posición geográfica.

+ Impulsar una reforma agraria y un nuevo régimen de tenencia y titulación de tierras que acabe con los latifundios y favorezca a los pequeños y medianos propietarios.

+ Impulso a las pequeñas y medianas empresas, asignando un porcentaje fijo de los ingresos del Canal, para que sea invertido en capitales semilla y transferencia técnica para ellas.

+ Implementar una política que combata las prácticas privadas monopolísticas, de oligopolio y de especulación de precios que distorsionan el mercado panameño y encarecen la vida.

+ Nacionalización de la matriz energética del país e implementación de políticas para el impulso de la producción residencial de energías limpias.

+ Prohibir la tercerización laboral y combatir frontalmente la informalidad, entre otros en eje económico.

Eje Educativo, planteamos:

+ Una reforma educativa que garantice transformación institucional del Meduca.

+ Plan nacional para el desarrollo de las capacidades técnico-profesionales que necesite el país para los próximos 20 años, considerando las características territoriales y la diversidad cultural de la sociedad panameña.

+ Destinar el 15 % del PIB para la educación nacional, dividido en: 6 % al Meduca, 3 % a Ciencia y Tecnología (Senacyt), 3 % a Cultura y 3 % a recreación y deporte de alta competencia.

+ Eliminar progresivamente las escuelas multigrados, creando internados que le permitan a las/los estudiantes una educación de mejor calidad.

+Establecer un plan de emergencia para garantizar infraestructuras educativas dignas y seguras en todo el país.

Salud: 

+ Establecer un reordenamiento del sector salud desde una perspectiva de salud pública, preventiva, con acceso y cobertura universal, de calidad, equidad y eficiencia.

+ Por el rescate del sistema solidario en la Caja de Seguro Social.

Eje Ambiente:

+ Moratoria nacional a los proyectos de minería a cielo abierto e hidroeléctricas, e implementación de política nacional ‘Panamá Verde'.

+Presentar y ratificar una ley sobre acceso, uso y protección de las fuentes de agua, que declare a este recurso como patrimonio de la nación y que además permita la modernización institucional del Idaan sin su privatización.

En el de Mujeres, planteamos:

+ Creación de un ministerio de asuntos de la Mujer que genere la institucionalidad necesaria para que en todo el país la vida y los derechos de las mujeres sean salvaguardados.

Hemos planteado los pilares y algunas de las medidas urgentes para la justicia social y la profundización de la democracia en Panamá.

Señor Presidente electo, tenemos un compromiso con todas y todos los que participaron en el proceso de construcción de estas 25 medidas, y lograr que se realicen. De manera formal la haremos entrega de las mismas.

Profesora
Nelva Reyes Barahona
SECRETARIA GENERAL
CENTRAL GENERAL AUTÓNOMA DE TRABAJADORES DE PANAMÁ (CGTP).